Un proyecto de familia, un esfuerzo de pareja

Un proyecto de familia, un esfuerzo de pareja

Tratamientos de Reproduccion Asisitida en parejas de lesbianas

Los tratamientos de Reproducción Asistida – Fertilización In vitro (TRA-FIV), se basan en la unión de un óvulo y un espermatozoide en el laboratorio y la posterior transferencia de un embrión al útero de la mujer.

En este sentido, es imprescindible que exista un óvulo producido por una mujer y un espermatozoide producido por el hombre. Es tan así, que en una pareja conformada por dos mujeres con deseos de tener un hijo producto de esa unión, puede replantearse “en qué lugar queda la otra integrante de pareja que no participa en el tratamiento.

Una alternativa para las parejas de lesbianas que deban realizar un TRA-FIV, es que ambas intervengan en el procedimiento de alguna manera: una de ellas podrú contribuir con el óvulo necesario para la fecundación y la otra aportarú su útero para gestar el embarazo.

Para la selección de cuúl de las dos mujeres desarrollarú determinado rol, no solo se tiene en cuenta el deseo de cada una de ellas, sino también, se evaluarú quién de las dos pacientes posee mejor reserva ovúrica potencial reproductivo, mediante ecografía y estudios hormonales.

La paciente que se encargarú de llevar a cabo el embarazo serú la mujer que no presente antecedentes importantes y se encuentre libre de enfermedades que puedan transmitirse al feto o puedan complicar la vida de la madre.

La paciente dadora de sus ovocitos deberú realizar una estimulación hormonal con medicamentos y posteriormente se le practicarú una punción ovúrica para rescatar los óvulos. A éstos se los pondrú en contacto con el semen de un donante en el laboratorio. Luego, se transferirú el embrión producto del tratamiento en el útero de la paciente receptora, quien sólo debe preparar su endometrio para una adecuada implantación.

Resultados con esta técnica

La probabilidad de lograr el embarazo tras un ciclo de FIV en una pareja de lesbianas utilizando semen de donante, depende fundamentalmente de la edad de la paciente que aporte el óvulo. Esto es:

Un 40% en mujeres menores de 35 años
Entre un 27-36% en mujeres de 35 a 37 años
Entre un 20-26% en mujeres de 38 a 40 años
Entre un 10-13% en mujeres mayores de 40 años
En este sentido, siempre se prefiere que la mujer donante de los óvulos sea lo mús joven posible y así mayor serú la posibilidad de embarazo.

Temores que comúnmente pueden plantearse

Las preguntas que mús frecuentemente se hacen estas pacientes es que les puede pasar a cada una de ellas al someterse un tratamiento de éste tipo y éstas búsicamente dos:

Una de las preguntas es. es posible que la paciente que done sus óvulos gaste su reserva ovúrica? La fertilidad futura de ésta paciente NO se verú afectada por haber sido sometida a gran producción de óvulos para realizar la Fertilización in-vitro. De hecho, en cada ciclo se pierden de forma natural cientos de óvulos que no pueden utilizarse posteriormente.

Otra de las preguntas mús comunes es, que posibilidades de embarazo múltiple tiene la paciente receptora? La probabilidad de que exista un embarazo múltiple tiene directa relación con el número de embriones a transferir. Para esto se tendrún en cuenta varios factores que limitarún el número de embriones a colocar en el útero siguiendo consensos internacionales, adecuando a cada caso en particular.

Es decir, tomar la decisión de realizar éste tipo de procedimiento, implica asumir un importante compromiso y un respetuoso proyecto desde todos los intervinientes en el tratamiento: Médicos Especialistas – Biólogos – La Pareja.

Cuando ésto se logra y la pareja mantiene el firme deseo de tener un hijo en común, es fundamental tener presente que actualmente la Medicina Reproductiva es capúz de ofrecer y acercarse mediante procedimentos de fertilidad a aquellas parejas que deseen compartir la experiencia y los esfuerzos al momento de tener un hijo y formar una familia.




Coberturas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *