Tener un hijo. Es un deseo fácil o no tan difí­cil de cumplir?

Reproducción Humana

Tener un hijo. Es un deseo fácil o no tan difícil de cumplir?

La Medicina Especializada puede ofrecer hoy alternativas sencillas y accesibles a toda pareja, hasta métodos de alta y baja complejidad para lograr su proyecto personal.

 

La infertilidad esta definida como la incapacidad para lograr un embarazo luego de un año de relaciones sexuales sin utilización de algún método anticonceptivo.

Esta condición afecta entre un quinto y un sexto de las parejas en edad reproductiva.

La prevalencia de la infertilidad ha ido incrementándose en los últimos años, pudiendo obedecer en gran parte a que la idea de tener un hijo aparece más tarde en la vida de las personas, (en parte porque las parejas se casan más tardíamente y también, debido a las exigencias socio-laborales y profesionales en cada uno de los miembros de la pareja, que hacen se postergue la realización de ser padres)

Otro de los factores a tener en cuenta son las conductas higiénico-dietéticas, que pueden influir negativamente sobre la calidad del semen (por ej: el tabaquismo, el abuso de alcohol y el estrés)

Se suma a estas situaciones la eliminación de la mayoría de los tabúes, lo que hace más difundidos los problemas reproductivos que puede atravesar una pareja, motivo por el cual los pacientes consultan con mayor frecuencia que antiguamente, incluso ambos miembros de la pareja, situación que años atrás no sucedía. Comparado con otras especies, el ser humano es altamente ineficiente en términos de reproducción.

La tasa de fertilidad por ciclo es de un 20 % y la tasa de embarazos acumulados en las parejas con fertilidad probada es recién del 90% después de 12 meses y 94% luego de 2 años.

Luego de esperar estos plazos prudenciales, la pareja debe concurrir a una consulta con un especialista en reproducción.

De esta manera el Médico aprovechará este encuentro para recabar la mayor cantidad de datos y solicitará una serie de estudios específicos, con el fin de establecer un diagnóstico.

Las causas de infertilidad pueden ser varias. Un 20% de las parejas presentan trastornos en la ovulación, 30% dificultades anatómicas y/o funcionales de las Trompas de Falopio o en el útero, 30% complicaciones a nivel de la calidad y/o cantidad de los espermatozooides y un 10% muestra una deficiencia en la migración del semen.

Alrededor de 40% de todas las parejas infértiles presentan una combinación de factores y aproximadamente en un 15% de las parejas pueden no individualizarse ninguna alteración que lleve a un diagnóstico definido (esterilidad sin causa aparente)

Una vez que el Médico ha logrado identificar el factor que dificulta la reproducción, se destinarán todos los esfuerzos para corregir de manera simple y sencilla este punto de complicación.

Un gran porcentaje de parejas supera con éxito esta etapa, dejando solo para un grupo reducido de pacientes la aplicación de Técnicas de Reproducción Asistida de baja complejidad (inseminación intrauterina) o de alta complejidad (Fecundación in vitro-ICSI).

A pesar de las dificultades económicas que atraviesa la sociedad y sobre todo, la poca conciencia de las obras sociales de incluir los estudios y/o tratamientos de fertilidad dentro del campo de la salud de los individuos, ningún paciente debe desalentarse a priori al momento de buscar un hijo.

El constante desarrollo Medico Biológico permite que hoy en día el proyecto de tener un hijo no sea un anhelo destinado a pocos y que la esperanza de procrear este al alcance de toda pareja.

http://www.institutoghisoni.com.ar/




Coberturas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *