Medicina Reproductiva

Reproducción Asistida

Tratamientos de Alta Complejidad

Los tratamientos de Reproducción Asistida de Alta Complejidad incluyen la Fertilización in Vitro convencional (FIV) y la Inyección Intracitoplasmática de un Espermatozoide (ICSI).

El FIV es cuando la unión entre el óvulo y el espermatozoide, ocurre de una manera espontánea y al azar.

El ICSI es la introducción del espermatozoide al ovocito mediada por una micropipeta con el accionar de un biólogo.

En ambos casos la fertilización ocurre en el laboratorio de Reproducción Humana.

Para cualquiera de los dos procedimientos, la mujer debe colocarse inyecciones subcutáneas de medicación hormonal durante 10 a 14 días aproximadamente. Hoy en día existen sistemas de aplicadores sencillos, lo que permite la autoadministración siendo prácticamente indoloros.

Deben realizarse varios controles de ecografía transvaginal y análisis de sangre para evaluar el crecimiento de los folículos y el estado del endometrio.

Cuando el Médico Especialista considera que los tamaños foliculares son aptos, indicará aplicar una última inyección que permite coordinar el momento exacto de la extracción de los óvulos.

El siguiente paso es la punción folicular. Esto se realiza en quirófano mediante una leve anestesia-sedación, permitiendo de esta manera que la paciente no tenga dolor y se encontrará más relajada al momento del procedimiento. El médico realizará una punción ovárica-folicular por vía vaginal contralada y guiada por ecografía. Mediante un sistema de vacío el líquido folicular será recolectado en un tubo de ensayo para ser entregado al biólogo, quien procederá a buscar el ovocito recolectado.

Una vez que obtenidos los óvulos, se realizará el FIV o ICSI según se considere en cada caso.

La paciente se recuperará rápidamente y volverá a su casa a descansar.

En el término de 24hs el médico y informará a los pacientes cuantos embriones resultaron del tratamiento y se programará la transferencia embrionaria en el plazo de dos a cinco días, siendo mantenidos en una incubadora a una temperatura adecuada.

La transferencia embrionaria es un procedimiento que habitualmente no requiere anestesia ya que es indoloro. En este momento se elegirá el o los embriones de buena calidad según el aspecto morfológico, para ser colocados en el útero mediante una pipeta o cánula con control ecográfico.

Posteriormente, la paciente deberá recibir progesterona para favorecer la implantación embrionaria y esperar 14 días aproximadamente para saber si se logro el embarazo.

La posibilidad de éxito es de 25-30% de posibilidades de lograr un embarazo y está íntimamente asociado al motivo de infertilidad de la pareja, la edad de la mujer, y la calidad del semen, entre otras variables.

Si se obtuvieran embriones excedentes de buena calidad, podrán ser criopreservados/vitrificados para futuras búsquedas de embarazo.

Dra. Julia Mariana Barnes

Médica Tocoginecóloga
Especialista en Medicina Reproductiva

Más información sobre Fecundación In Vitro

Contacto

Ubicación y Turnos

Av. Pueyrredón 1192 8º32
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Ver mapa
(5411) 4961-8417
[email protected]
Solicitar Turno

Si desea recibir infomación adicional envie un mensaje usando el formulario:

El mensaje ha sido enviado.
Muchas gracias por contactarme.
Me comunicaré a la brevedad.
No se ha podido enviar el mensaje.
Por favor intente nuevamente.

Coberturas